Foto: Terra.com.co

La emoción y la pasión volvió al Nemesio con el juego de Santa Fe y Chicó por la fecha 15 de la Liga Postobón. Los hinchas fieles que jamás han perdido la fe en el equipo llegaron para acompañar y alentar al «Expreso».

Cada uno de los jugadores saltaron a la cancha con la convicción de recuperar lo perdido y brindarle una alegría a los pocos asistentes.

El tiempo corría y los ánimos se calentaban en las tribunas pues las llegadas de Santa Fe no se concretaban y el desespero por los tres puntos se hacia sentir.

Mientras en las tribunas se escuchaba el popular «Y vamos los leones» en la cancha el juego se empezaba a dar y fue así como después de una llegada por el costado derecho, German Centurión logró concretar de cabeza el primer gol para Santa Fe.

Solo transcurrieron cuatro minutos para que el grito de gol llegara de nuevo y esta vez en los pies de Jhonatan Copete.

Fue así como Santa Fe se fue al descanso con ventaja en el marcador, mientras en las tribunas los aficionados hacían las cuentas que se necesitan para clasificar a las semifinales de la Liga Postobón II.

Un segundo tiempo de tramite y poca emoción, donde las faltas se convirtieron en el protagonista del juego. Gerardo Bedoya salió lesionado para darle paso a Didier Moreno.

El visitante comenzó a intimidar el arco cardenal, pero la defensa ‘cardenal’ logró recuperar cada uno de los balones.

El partido terminó con pocas emociones pero con mucha ilusión, porque la lucha no se ha perdido y las cuentas dan para ubicarnos entre los mejores ocho.

La cita es el domingo en Cali donde los leones saldrán a demostrar que quieren dar todo en la cancha para lograr la clasificación y un campeonato en este año tan sufrido como lo dicen los mismos miembros de la Institución.

Cápsula Cardenal

Personas de la Institución le contaron a www.misantafe.net que tanto directivos como jugadores están comprometidos buscando la clasificación, pues quieren seguir en las competencias internacionales, copas a las que Santa Fe solo podrá participar en el 2012 si se logra la tan anhelada septima estrella.